Recomendaciones / Consejos ante la enfermedad

 Ya se ha visto como no es lo mismo el olvido benigno debido a la senectud que las fases iniciales de demencia, por lo que ante cualquier señal de cambio en la forma de ser, disminución considerable de la memoria, la agilidad mental, capacidad para programar, decidir, cierta desorientación temporo- espacial, es conveniente que ésta persona sea valorada por su médico, derivándolo al especialista en caso necesario.
No olvide que a mayor rapidez en el diagnóstico y tratamiento precoz, mejores resultados obtendremos de las intervenciones posteriores.
En caso que sea diagnosticado de demencia y se encuentre en fase leve, es muy importante que se consiga mantener autónomo y activo, pues uno de los primeros síntomas es la alteración de las actividades de mayor complejidad e instrumentales de la vida diaria, por lo que es aconsejable motivarlo para que siga con sus aficiones habituales (manualidades, cocinar, coser, jugar al dominó o cartas), insistirle para que lea lecturas (prensa, revistas, libro), fomentar a que realice actividades para mejorar su agilidad mental (crucigramas, sopas de letras), ofrecerle responsabilidad en las compras (apoyándose en listas, agendas, usar aquellos recursos que le ayuden en el recuerdo).
(SEGUIR LEYENDO)